Relatos de la escalada de Alberto y Cuny en el Pico Mazeno

Tiene 5 comentarioscomentar este artículo


Alberto

A las 3 de la mañana hemos salido de nuestro nido de águilas con la convicción de que el día que nos esperaba iba a ser muy duro en cuanto a lo técnico y lo físico. Al comenzar por la arista que divide los dos flancos por donde enormes paredes de hielo se pierden de nuestra vista en el glaciar y enormes seracs esperan el momento de caer a tumba abierta, una dosis de optimismo se ha apoderado de mí. Sí, la nieve y el hielo, sin ser de lo mejor, nos permitían avanzar con ritmo.
Al amanecer, estábamos culminando la arista divisoria que continuaba en roca por una pared vertical que descartamos como vía para seguir avanzando. La opción era ir a la derecha en travesía, por unas pendientes de hielo de hasta 70°. Estas pendientes, además, son engañosas porque al lado de la verticalidad de la roca, no aparentan lo que son. Así que me toca empezar a sacar la cuerda tras haber culminado 15 metros finales de tensión y duro trabajo. La razón no era otra que la mala calidad del hielo: una media de tres pegadas en cada paso con el piolet o con los crampones.
Cuando Cuny llega a la reunión también ha quedado estupefacto de la inclinación repentina que adquiere el nevero y, mucho más, con la mala calidad del hielo.
Viendo este inconveniente, decidimos ir hacia la roca por la parte izquierda, entre un nevero que se mantiene en 70° y con calidad igual de mala. Pensamos que quizás en tres largos podemos pasar de esta zona, sin embargo, lo que el espolón de roca nos muestra es que el nevero se va rindiendo a su verticalidad, por lo que llegamos a un punto en donde se acaba este baile entre precipicios de roca descompuesta y paredes de hielo de vértigo y terror.
Ahora estamos descansando y contentos de la experiencia que hemos vivido en terrenos por donde nadie ha pasado hasta hoy.
El ambiente de montaña que estamos disfrutando es irrepetible. Humildemente nos retiramos de esta ruta intransitable sabiendo lo poco que somos en estos inconmensurables espacios.


Cuny

La noche pasó bien. No hubo tira y afloja de bolsas de dormir, sólo una para dos. Un poco de frío en los pies. Hoy duermo con las botas puestas, todas, no sólo el interior como ayer.
Salimos a las 3, con los monos de pluma. Hay que ir atento desde la tienda, ya que tenemos un pasillo de 30 cm entre la única tela y el precipicio.
Comenzamos por una arista de nieve compacta: 30 o 40 grados. Un paseo con lindas vistas. Pero igual iba atento en doce puntas y a las hojas en la nieve. Parece que caminase en el aire, 2000 metros para cada lado.
La arista se ensancha y se para hasta 60°, pero con un detalle: el hielo está laminado, con frío y la nieve seca, como vidrio. Explota, se desgrana. La roca no tiene buena forma y cavidad para asegurar. Tenemos 80 metros de cordín de 6 mm, 3 tornillos, 4 mosquetones con seguro, 5 sin seguro y 4 cintas. Se para a 70°. Podemos seguir, estamos bien. Eso sí, a la que salte un piolet, acá pasa cualquier cosa. Los rápeles no pintan seguros. En estos lugares y condiciones, seguir adelante sería de héroes, no de turistas que venimos a sacar unas fotitos a la Arista Mazeno.
Comenzamos a bajar rapelando. En una prueba de un cordín se me va una piedra. Unos rapelitos más y llegamos a tierra firme.
Más relajados, bajo por la arista, ahora de cara a la pendiente. De golpe, plum, se parte un serac gigante y un dragón blanco baja hasta el fondo del Diamir.
Ahora, en nuestra tienda voladora charlamos y contamos con risas el gran día de aventura y escalada que hemos pasado. Al atardecer, empieza a nevar, espero que sólo un poquito, para hacer la historia más pintoresca, ya que mañana hay 1500 metros de desnivel con destrepe de 60° y algunos rápeles.

ALBERTO ETA CUNY MAZENO TONTORREAN EGINDAKO ESKALADAREN KONTAKIZUNAK

Alberto

Goizeko hiruretan gure arranoen habitatik irten gara gaurko eguna tekniko eta fisikoki oso gogorra izango zelaren uste osoarekin . Bi hegalak banatzen dituen ertzean, non, ikaragarrizko izotzezko hormak glaziarrean ipinitako gure begiradetan galtzen dira eta serac itzelak hilobi irekira erortzeko momentua itxaroten dute, baikortasun dosi bat nitaz jabetu da orain. Bai, elurra eta izotza, hoberenetarikoak ez izan arren, erritmoarekin aurreratzeko aukera daukagu.
Eguna argitu orduko, arrokazko horma bertikal batean jarraitzen duen ertz banatzaile bat gailentzen ari ginen. Hau bide bezala baztertzen dugu. Ibilbidean eskuinera joatea zen aukera, 70°-rainoko izotzeko aldapetatik joaten. Gainera, malda hauek, iruzurtiak dira arrokaren bertikaltasunaren ondoan, beste itxura bate ematen dutelako. Beraz, tentsio handiko eta lan gogorreko azkenengo 15 metroen ondoren, soka ateratzea tokatu zait. Arrazoia, izotzaren kalitate txarra: batezbesteko hiru kolpe pauso bat pioletekin edo kranpoiekin emateko.
Bilerara cuny iristean, txundituta geratu da elurtegiak eskuratutako bat-bateko inklinazioarekin eta, askoz gehiago, izotzaren kalitate txarrarekin.
Eragozpen hau ikusita, arrokarantz joatea erabakitzen dugu ezkerreko aldetik, 70°gradutan inklinatuta mantentzen zen kalitate txarreko elurtegi bat. Agian lau luzeetan eremu horretara pasa gaitezke, hala ere, arrokazko ezproia adierazten digu elurtegia amore ematen duela bere bertikaltasunari, arroka desegineko amildegiak eta izotzeko hormak bukatzen dira.
Orain atseden hartzen eta pozik gaude inork zapaldu gabeko lekuetan bizitako esperientziaz.
Bizitzen ari garen mendiko giroa errepikaezina da. Apalki urrundu egiten gara ibilbide iraganezin honetatik, jakinik leku handi hauetan garena.

Cuny

Gaua ondo pasatu da. Oinetan hotz pixka bat. Gaur botak ipinita lo egingo dut, ez barrukoarekin bakarrik atzo bezala.
Hiruretan atera gara, lumazko buzoekin. Adi joan behar gara dendatik, 30 cm-ko pasabidea daukagulako oihal bakarra eta amildegiaren artean.
Elur trinkozko ertz batetik hasten gara: 30 edo 40 gradu. Ikuspegi ederreko ibilbidea. Baina arreta ematen nien hamabi elurrean hamabi puntei eta hostoei. Airean ibiltzearen sentsazioa nuen, 2000 metro alde bakoitzeko.
Ertza zabaltzen da eta 60° gradutaraino gelditzen da, baina detaile batekin: izotza xaflatan banatuta dago, hotzarekin eta elurra lehortuta dago. Lehertzen du, aletzen da. Arrokak ez dauka forma onik eta aseguratzeko barrunbeak. 6 mm-ko 80 metro kordino, 3 torloju, 4 mosketoi seguruarekin, 5 segururik gabe eta 4 zintak. 70°-an gelditzen da. Jarrai dezakegu, ondo gaude. Hori bai, piolet bat salto egiten badu, hemen edozein gauza gerta daiteke. Rapelak ez dirudite seguruak. Toki hauetan eta kondizioekin, aurrera jarraitzea heroi bat bakarrik egin dezake, ez Mazeno ertzera argazkitxoak ateratzera etortzen garen turistentzat.
Rapelatzen jaisten hasten gara. Kordinoaren froga batean harri bat joaten zait. Rapel batzuk gehiago eta lehorrera iritsiko gara.
Erlaxatuagoak, ertzetik jaisten naiz, orain maldara begira. Bat-batean, plum, serac erraldoi bat zatitu egiten da eta dragoi txuri bat Diamirraren hondoraino jaisten da.
Orain, gure denda hegalarian berriketa egiten dugu eta parre algaraka, abentura eta eskaladazko bizi dugun egun izugarria. Iluntzean, elurra egiten hasi da, gutxi izatea espero dut, istorioa xelebreagoa izateko, garaierako 1500 metro 60°-ko destrepearekin eta rapel batzuekin.

Itzulpena: Jon Zerain

Publicado el 13/07/2011 por Alberto Zerain.

Comentarios

Juantxu
15/07/2011
kaixo Alberto,te envio un fuerte abrazo y deseo que tu projecto y tu linea alpinistica autentica, sean un exito.. Sinceramente eres un hombre extraordinario y generoso con tus ideales. Un fuerte abrazo.
Pablo Bello
15/07/2011

Fantastica Experiencia!! Cuidensen que falta el Nanga Todavia! Abrazos!!

Familia de Zurbao
14/07/2011
Animo pareja y mucho cuidado desde aqu� estamos tensos por esa verticalidad ala que esta�s.Esperamos que el buen tiempo os acompa�e.Un abrazo y a por todas.
Familia de Zurbao
14/07/2011
Animo pareja y mucho cuidado desde aqu� estamos tensos por esa verticalidad ala que esta�s.Esperamos que el buen tiempo os acompa�e.Un abrazo y a por todas.
guillem
14/07/2011
Fantastico relato a dos manos, mucho cuidado con la bajada atletas Aupa salut

Nuevo comentario





Cerrar