Changtse

No hay comentarioscomentar este artículo


Tras el despiste que llevábamos con el tema de altitudes, Txingu y yo hemos seguido el plan de escalar el Changtse, de 7580 m. Así que salimos ayer del campo base eufóricos por llevar de regalo más de 300 metros a nuestro favor. Tras pasar por el lugar donde tenemos una tienda grande Altus, descansar y comer, salimos pendiente arriba con idea de poner una tienda en la cumbre intermedia que ahora bien podría estar a 6800 m de altitud. Nos consta que vamos bien cargados y, además, deberemos añadir algo más que dejamos en un depósito de camino.
Llegados a este punto, la nieve, como a diario, hace acto de presencia, y nos hace pasar unos momentos de incertidumbre. Incluso nos planteamos construir un vivac en el depósito mismo, idea que descartamos viendo la pelea que cuesta allanar un exiguo espacio para dos. Bajar de nuevo a la tienda tampoco nos satisface demasiado. Así que, cargados con todo, decidimos ir a la cumbre intermedia sin nombre, donde yo ya había visto días pasados unas buenas repisas. El esfuerzo de acarrear todo encima finalmente tiene su compensación. La tienda ha quedado muy bien instalada y después de dormir por la mañana las vistas de todo cuanto nos rodea son más que gratificantes. El viento y la nieve caída ayer hacen que el ambiente esté bastante fresco.
Hoy hacia las doce del mediodía, decidimos salir, Txingu y yo, hacia el Changtse. La nieve está tan profunda que casi nos llega a la rodilla, así que prescindimos de los crampones. Tras haber superado los 7100 m y estar en la arista que nos permite ver el Everest al completo, la niebla primero y después la nieve y el viento, nos hacen volver de regreso a la tienda.
Y ahora nos planteamos volver al campo base mañana por la mañana, descansar un día, y al día siguiente volver al sitio donde estamos ahora, para volver a intentar el Changtse.

Publicado el 29/08/2010 por Alberto Zerain.

Comentarios

No hay comentarios


Nuevo comentario





Cerrar